Add Your Title

This is a great place to add a tagline.

Tell customers more about you. Add a few words and a stunning pic to grab their attention and get them to click.

This space is ideal for writing a detailed description of your business and the types of services that you provide. Talk about your team and your areas of expertise. 

Pequeña Montaña

La palabra clítoris viene del griego κλειτορίς “kleitoris” que significa “pequeña montaña”, es la zona más sensible por excelencia en las personas con vulva por la cantidad de terminaciones nerviosas que posee, solo se ve 1cm de él, ya que de 9 a 11 cm se encuentran internamente. 

Está demostrado que el 30% de las personas con vulva logran el orgasmo mediante la penetración, por una disposición anatómica vulvar – vaginal que lo permite.

La fricción que se genera durante la penetración, en el capuchón del clitoris que sube y baja, permite estimular el clítoris. El 70%  no logra esta fricción y es necesario ayudarse con  la estimulación manual u oral. 

Cada persona con vulva tiene su tiempo de excitación, y puede pasar que no esté lo suficientemente excitada y se pase a la penetración y la lubricación sea escasa (cuando hablo de estimulación me refiero no solo al sexo oral sino también a los masajes, besos, todo el escenario propuesto).  Pero por sobre todo deberías estar ahí en el encuentro sexual sintiendo, y no pensando en lo que vas a hacer después o en aquellas obligaciones que dejaste pendiente. Yo recomiendo el uso de lubricantes que ayudan a que la penetración sea más placentera, la misma no debe ser dolorosa.

El orgasmo es un tema tabú

La falta de información provoca miedos, incertidumbre y ansiedad. Si la ansiedad se presenta no solo  impide  lograr el clímax sino que tampoco permite disfrutar del  acto sexual plenamente. No habría conexión con la otra persona, no sabrías que te gusta, tus propios límites. Pero quiero aclarar que la mejor información es la de tu propia exploración, la de conocer el propio cuerpo, genitales, descubrir y experimentar el propio placer mediante la masturbación.

Poco se habla de ello, circula poca información al respecto, y además genera vergüenza y hasta culpa en las personas, preferentemente en personas con vulva. Este tema viene de larga data, enseñanzas que se transmiten de generaciones,  educación sexual inadecuada en los hogares e instituciones educativas, o sea el tipo de educación que se transmite es de “culpa”, de que” eso no está bien”, “de eso no se habla”. Las personas con vulva reciben una enseñanza diferente, esto tiene que ver con una cuestión social y cultural.

Cada persona llega al orgasmo de manera diferente. 

Existe un sólo tipo de orgasmo?

La respuesta es muy controvertida, existen muchas investigaciones al respecto. Algunas concluyen que el orgasmo es el mismo con distintas intensidades y se logra estimulando distintas zonas: punto G,  uretra, vagina, cuello del utero pero  si sabemos que el clítoris es el gran protagonista ya que es un órgano muy sensitivo  por todas las terminaciones nerviosas que posee y allí ponen el acento las nuevas investigaciones, esa estimulación llega al cerebro como placentera y el orgasmo es la conjunción de todo esto.

 Otras investigaciones ponen el acento en el útero, la succión que se genera en el cuello del útero con la penetración  permite lograr un orgasmo diferente. 

Otras corrientes consideran que el orgasmo no es el mismo y que existen muchos tipos de orgasmos de acuerdo a la zona que se esté estimulando por tanto  los orgasmos son tan variados como las personalidades.

Esta columna fue redactada para la revista digital Comunicar Rosario y publicada el 23 de marzo de 2021

Deseando el deseo

El deseo sexual es fluctuante ya que depende de nuestros estados emocionales, influenciado por la vida social y cultural en la que vivimos en ese momento, y es activada fisiológicamente a partir de un estímulo.

Pero a veces el deseo se encuentra tan disminuido que puede conllevar algunas dificultades, sobretodo si estamos en una relación sexoafectiva.  

Qué se puede hacer frente a esta situación?

Lo primero es no pensar que estás teniendo un problema grave y que tiene solución 

Quien tiene más deseo debe dejar de presionar y comenzar un proceso de  seducción, atención y mejorar la comunicación .

Conocer tu propio cuerpo y el de tu pareja, lo que gusta o molesta, lo que produce placer, indiferencia o rechazo. Es conveniente preguntar y hablar abiertamente de cómo se siente cada uno en la relación de intimidad sexual, manifestando el deseo de saber querer y de ser querido como uno desea.

Explorarse, acariciarse disfrutarse mutuamente usando al otro como guía, como dador de placer. Se trata de no reducir la sexualidad a genitalidad y coito, o a actividad sexual sin intimidad emocional.

Autoestimulación, masturbación .

Es importante para lograr la erotización, leer narrativa erótica y estimular las fantasías sexuales para mejorar su excitabilidad y su erotización. La pareja puede crear sus propias fantasías sexuales

Salir de la rutina sexual. De manera natural y espontánea  cambiar los lugares, los horarios, las posturas, el patrón de conductas, etc, para favorecer el mantenimiento o  recuperar el interés y la satisfacción. La persona que tenga menos deseo debe tomar la iniciativa .

Si aparecen conflictos o disfunción sexual, es importante hablar abiertamente, buscar alternativas, llegar a acuerdos y valorar los resultados. Si la situación sobrepasa, conviene buscar acompañamiento profesional.

Esta columna fue redactada para la revista digital Comunicar Rosario y publicada el 22 de diciembre de 2020.

Otros artículos para descargar

Name
Last updated
Views
Favorites
Contributors